Streaming: el presente y futuro del entretenimiento



Siendo el aislamiento la medida más efectiva para enfrentar la pandemia, el streaming adquirió mayor fortaleza dentro del mercado del entretenimiento. Las productoras y distribuidoras de cine vieron al streaming como una oportunidad para evitar retrasos en sus estrenos y mayores pérdidas; por ejemplo, DreamWorks y Universal Pictures estrenaron Trolls World Tour el 10 de abril en formato VOD (Vídeo Bajo Demanda) a un costo de 20 dólares, recaudando 100 millones de dólares en Estados Unidos.


Pero el streaming no se limita al cine. La música tiene plataformas propias como Spotify, la cual pondrá a prueba una nueva funcionalidad para crear conciertos virtuales. E, incluso, el teatro ha logrado migrar a plataformas digitales, ya que por la contingencia sanitaria por ahora solo pueden operar al 30% de su capacidad.


Lo cierto es que cada vez más productoras ven al streaming como un medio capaz de llegar a una audiencia global y directores como Alfonso Cuarón (Roma), Martin Scorsese (El Irlandés), los hermanos Coen (La balada de Buster Scruggs) y Guillermo del Toro (con su próxima adaptación de Pinocchio, más algunas series animadas) han elegido a las plataformas de streaming para realizar sus proyectos.


Hoy en día, estas plataformas incluso se han convertido en productoras de contenido original. Esto genera un cambio de paradigma, en donde las salas de cine, los DVD´s y la televisión no son la única manera de ver y distribuir contenidos. Ante estos cambios, la industria del entretenimiento debe adaptarse. Esto no significa la muerte para las salas de cine (por ahora), pero si un probable balance entre ambas fuerzas.

Sin embargo, no todo es positivo, el exceso de streaming podría causar un mayor auge de la piratería digital; pues para el consumidor promedio será imposible e inviable pagar por todos los servicios que hoy en día se ofrecen, lo cual significará renunciar a ver contenido de manera legal.


Simplemente en México, actualmente existen más de diez plataformas para cine y series (Netflix, Hulu, HBO GO, Amazon Prime, YouTube Premium, Blim, Fox+, Rakuten TV, Rakuten Viki, Crunchyroll, y próximamente Disney+) además de las plataformas de música (Spotify, Apple Music, Amazon Prime Music Unlimited, Google Play Music). La competencia por generar contenido original que atraiga al consumidor, llegará a tal punto que para el usuario promedio le será más conveniente recurrir a la piratería en lugar de contratar un servicio, o bien, usar el plazo de prueba para luego cancelar la suscripción. En cualquier caso, no existe un beneficio directo para la plataforma.


Otro factor que favorecerá el auge de la piratería es el lanzamiento irregular de las plataformas y sus estrenos a nivel global. Los usuarios tendrán acceso al contenido de manera ilegal antes de que se encuentre disponible legalmente en su país.


Dado el éxito del streaming, es posible que se sigan generando nuevos servicios, con funcionalidades más especializadas y con contenido exclusivo, incluso después de la pandemia. No obstante, hay que considerar que el exceso de plataformas de podría ser contraproducente para las propias compañías y afectar a los creadores de contenido.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

World Future Society, Capítulo Mexicano A.C.

José María Rico No. 55, colonia Del Valle, CDMX

Tel: 5524-7758

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn