Elon Musk, visionario del Futuro



En una época en la que necesitamos desesperadamente visionarios que lideren el camino, Elon Musk tiene el impulso de hacer lo que los políticos de hoy no pueden: mejorar el mundo. Podría decirse que este ingeniero, inventor, emprendedor y futurista sudafricano, es el hombre renacentista del momento.

Nos encontramos en una era en la que buscamos que nuestros líderes encuentren respuestas a los urgentes problemas ambientales, sociales y económicos que acosan a la humanidad. Década tras década, no hay cambio, no hay acción ni transparencia. Parece que estamos atrapados en una espiral cada vez mayor de desarrollo tecnológico descontrolado que tiene el potencial de alterar nuestro sistema económico y el tejido social; pero el calentamiento global, el crecimiento de la población, la contaminación, la creciente disparidad en la riqueza y el aumento de la inteligencia artificial son los espectros que nos miran a la cara y que apenas son abordados por quienes están en el poder.

Una Visión Global

¿Qué tiene todo esto que ver con un emprendedor tecnológico como Elon Musk? Bien podría ser otro magnate tecnológico como Mark Zuckerberg o Bill Gates o un "geek con traje" que se enriquece increíblemente con las innovaciones en ingeniería digital. Sin embargo, él es diferente: pese a que es un fanático de la tecnología y tiene la ambición de convertir sus empresas comerciales en historias de éxito multimillonarias, pero también es cierto que estos objetivos no son las metas en sí mismas, sino las herramientas que lo ayudarán a lograr sus verdaderas ambiciones.

Por mucho que necesitemos visionarios, la historia nos enseña que muchas de las personas más peligrosas del pasado han sido impulsadas por "visiones". La utopía de una persona es la pesadilla de otra, pero lo que distingue a Elon Musk es que, por una vez, no busca crear un mundo mejor promoviendo una agenda ideológica, sino que planea usar la ciencia y la tecnología para resolver muchos de nuestros problemas. Al apartarse de la política y la ideología, consciente e inteligentemente se aleja de lo que nos divide y, en cambio, aplica la integridad racional secular de la ciencia.

Un hombre de muchos talentos y energía, su enfoque principal son los factores relacionados con el transporte. En el fondo está el deseo de avanzar en gran medida en el desarrollo de fuentes de energía renovables que crearían un ciclo sostenible entre la demanda y la capacidad de producción. Una ruptura aquí representaría un paso vital en nuestra relación con el planeta, y también afectaría mucho al transporte, que es el eje mismo de la movilidad humana y la actividad económica. Es en este campo donde Elon Musk muestra el gran pensamiento y la visión macro, habiendo ya establecido empresas pioneras en la fabricación de automóviles eléctricos y baterías, infraestructura de transporte, energía solar, aviación y viajes espaciales. Aunque no se espera que todos tengan el mismo éxito, todos se desarrollan a partir de la ambiciosa premisa de querer no solo liderar e innovar industrias y desarrollar nuevas tecnologías, sino mejorar.

Graduado en física y economía, Musk abandonó los planes de realizar un doctorado en Stanford, a favor de fundar la primera de muchas empresas comerciales. De un adolescente acosado que aprendió por sí mismo a programar computadoras, pasó a fundar un imperio empresarial basado en la tecnología.

Todo comenzó con Zip2, una guía de ciudades en línea pionera que cofundó con su hermano Kimbal en 1995 y la que vendió cuatro años después, obteniendo 22 millones de dólares con los que lanzó su próxima empresa, X.com y que llevaría a PayPal, el sistema de pago seguro en línea que se ha apoderado del mundo. La empresa se vendió después de tres años y la participación de Elon Musk ascendió a 165 millones de dólares, momento en el que se diferenció del típico magnate tecnológico y fundó una serie de empresas visionarias concebidas no solo para ganar dinero sino para hacer una contribución a mundo, entre las que se encuentran:


  • SpaceX. Nacido del deseo de reiniciar los viajes espaciales, fundado en parte con $100 millones de dólares, es un desarrollador de cohetes de lanzamiento que no solo son más baratos sino también altamente innovadores. Es la primera compañía comercial que ha lanzado un satélite al espacio, y su Dragon fue la primera nave espacial comercial que se acopló a la Estación Espacial Internacional en 2012. ¡Otra novedad fue el exitoso lanzamiento y aterrizaje de un cohete reutilizado! Musk cree que esto es solo el comienzo de una nueva era dorada de exploración espacial, y su objetivo final es establecer una colonia en Marte.

  • Tesla. Es el más conocido de todos sus esfuerzos, pues ha hecho mucho para promover los coches eléctricos y rejuvenecer la industria del automóvil. En menos de 15 años ha sorprendido a los fabricantes de automóviles alemanes y ha vuelto a colocar a la industria automovilística estadounidense, que hasta ahora se tambaleaba, a la vanguardia de la innovación. Los elegantes y modernos Roadster, Model S y Model X se han convertido en los favoritos de las celebridades de Hollywood y están ganando un amplio reconocimiento popular, pero Tesla también es un proveedor líder de sistemas de propulsión eléctrica y baterías, sobre todo de Mercedes.

  • Ciudad Solar. Así como Tesla sirve como vehículo para transformar la forma en que conducimos, SolarCity se fundó para acelerar el desarrollo de la energía solar y el alejamiento de los combustibles fósiles. De hecho, las dos empresas "hermanas" están trabajando juntas para ayudar a lograrlo.

  • Hyperloop. Este revolucionario sistema de transporte de alta velocidad no es un concepto nuevo, pero fue Elon Musk quien creó los equipos de diseño encargados de producir una base funcional y práctica para lo que son, efectivamente, cápsulas canalizadas a través de tubos de larga distancia. Aunque todavía se encuentra en la etapa de prototipo, el rápido desarrollo de esta tecnología iniciado por Hyperloop podría verla económica y técnicamente viable en menos de una década.

  • Neuralink. Es una empresa de neuro tecnología que busca desarrollar inteligencia artificial que pueda remediar o mejorar nuestras capacidades humanas.

  • OpenAI. Organización sin fines de lucro que estudia formas de crear aplicaciones de inteligencia artificial que sean seguras y beneficiosas para la sociedad; pues Musk es uno de los principales pensadores que ha expresado su preocupación por el impacto potencialmente desastroso de la IA en el empleo y nuestros sistemas sociales y económicos.

  • The Boring Company. Considera desarrollar una infraestructura de túneles que podría proporcionar una solución de tráfico basada en automóviles para grandes áreas urbanas de la misma manera que los metros subterráneos lo han hecho para los trenes.


En definitiva, en los próximos años se espera mucha más innovación de una de las personas con más visión de futuro de nuestro tiempo.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

World Future Society, Capítulo Mexicano A.C.

José María Rico No. 55, colonia Del Valle, CDMX

Tel: 5524-7758

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn